Posted in Paternidad Gamer, Slice of Life

Las [CsP], después de semanas de observarme, me hicieron el guiño para que fuese parte de su team. Una de ellas me dijo un día “mira que jugai bien ¿No te tinca unirte a nuestro equipo?” A lo que respondí por fuera con un sobrio “bueno ya”, mientras que, por dentro, gritaba “YES!”

En sólo una semana de arduo entrenamiento con ellas logré subir mi nivel, justo ad portas de un torneo que se estaba por realizar; y al cual yo ya estaba inscrito desde antes de concebir la idea de Fairy, quien ahora también iba a participar. De alguna forma, tendría que dividirme en dos si el sorteo de los equipos no me favorecía.

Estaba en esas cavilaciones, a pocos días de comenzar el torneo, cuando nuestra líder de equipo me llama virtualmente “a un lado”, porque “oye, tenemos que conversar contigo”. Así que citó al team completo a reunión virtual, en un chat equis de la internet, para el día siguiente.

¿Tenía relación con el torneo o sospechaban de mí?

whatsapp

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *