Posted in Paternidad Gamer, Slice of Life

La temporada de lo que sea que estoy viendo se extiende de forma innecesaria a una siguiente temporada, haciendo que sienta que he malgastado una enorme cantidad de horas-hombre en algo que me podría haber ahorrado perfectamente. Y es, en retrospectiva, el motivo por el cual dejé de ver la serie. Me deja la amarga sensación de cuando se le convoca a uno a una laaarga reunión que pudo haber sido un WhatsApp.

La vida de vez en cuando nos ensarta, cual supositorio de placebo, una cuota completamente inesperada de absolutamente nada con el fin de vendernos un producto. Sea tanto de lo que se está viendo, como los espacios intermedios para la tanda comercial. ¿Largo como partido del Niupi? Consuma éste yogurth mientras tanto. ¿Eterno como la pelea de Goku contra Cell? Termínela antes y en casa, comprando estas figuritas de Bandai.

Recuerdo la ansiedad al esperar el comienzo de una serie X, que partió como avión y que me hizo aguantar religiosamente hasta tarde para estar al día y libre de spoilers; y mi posterior hastío y las cero ganas que sigo teniendo de ver los capítulos finales de la temporada final, valga la redundancia. Mi castigo hacia ellos ha sido el látigo indiferencia, billetera incluida.

¿Qué es lo que hace usted, estimado lector de Multiplayer, cuando sabe que alguien de forma intencionada lo ha hecho desperdiciar su tiempo tal y como acabo de hacerlo yo? ¿Lo condena al fuego, lo remite al olvido, lo cancela? Envíenos sus respuestas en el formulario incluido en cada Funko de Multiplayer y ya estará participando.

[Inserte tanda publicitaria]

whatsapp

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.